mantener-camion-invierno

Octubre ya se nos ha echado encima y el frío está a la vuelta de la esquina. Mantener tu camión en invierno es una necesidad, ya que las condiciones climatológicas que nos podemos encontrar en las carreteras son muy cambiantes (viento, lluvia, nieve, granizo). El estado de nuestro camión y nuestra conducción se verá afectadas y esto nos ha obligado, desde nuestro taller de camiones, a comentaros que precauciones tomar para anticiparse a cualquier imprevisto que nos podamos encontrar en la carretera. En este post vamos a darte una serie de consejos para mantener tu camión a punto durante el invierno.

Mantenimiento del camión en invierno

Mantener nuestro camión en buen estado siempre es importante. En TruckDeal contamos con mecánicos especializados en camiones y vehículos industriales que en esta época la mejor opción es parar, hacer una visita y revisarlo de arriba a abajo.

Lo más importante es tener controlado el líquido de frenos, el estado de los neumáticos y los niveles de anticongelante del camión para que nuestro camión responda a la perfección. Si toca cambiar el aceite del motor, es importante usar uno que se adapte a las circunstancias climatológicas de esta estación. No todos los aceites toleran igual de bien las altas temperaturas a las que podemos enfrentarnos en la carretera. Os dejamos este artículo para saber como mantener correctamente tu camión.

5-consejos-para-un-correcto-mantenimiento-de-tu-camion

Revisar el estado de las carreteras

Un punto que no te llevará mucho tiempo es este. Parece algo lógico pero lo cierto es que muchos conductores se confían y acaban por hacer sufrir a su camión de forma innecesaria. Consultar la previsión meteorológica de las zonas por donde vamos a pasar y estar atentos por radio o redes sociales a cualquier parte de la Guardia Civil de Tráfico también puede ahorrarnos más de un disgusto.

Si vais a conducir por zonas del norte o con riesgo de nieve, estar informados nos ayuda a comunicar a nuestra empresa cualquier posible problema en la ruta así como la hora estimada de llegada al destino marcado. Recuerda que ante una posible gran nevada como la de Filomena de este mismo año, siempre es mejor dar un rodeo o detener el camión en un parking vigilado para camiones o en cualquier zona de estacionamiento. Quedarnos atrapados en la carretera es algo que puede evitarse con antelación.

La calefacción

Nadie quiere quedarse una noche atrapado en una ventisca y sin calefacción. Es importante no dejar el desposito de combustible en niveles bajos ya que tener el depósito lleno evitará la congelación de la línea de combustible del motor. De la misma forma, saber que tu calefacción funciona correctamente es el mejor aliado para la conducción en épocas de frío. Recordad que aunque haya funcionado el invierno pasado, es posible que durante el verano algo se haya podido alterar. Revisar el sistema de calefacción de nuestro camión no nos llevará mucho tiempo y nos permitirá mantener una temperatura adecuada que hará nuestra conducción más cómoda.

El descanso también es importante en invierno

Recordad que el mantenimiento de tu camión es solo una ínfima parte si la comparamos con el estado del conductor. Nada merece la pena si te dejas la vida en ello y es muy importante guardar las horas de descanso, mantenerse bien alimentado y despejar la mente de la rutina de la conducción.

Las cadenas, esas grandes compañeras

Cadenas y nieve siempre va de la mano. Nunca está de más recordarlo y es muy importante llevar las cadenas en tu camión y en buen estado. Haz una revisión de su estado antes de que inicie el frío con fuerza y asegúrate de que todo está como debería estar.

Las cadenas proporcionan estabilidad y evitan posibles accidentes. En muchas ocasiones es imposible conducir por zonas de montaña sin ellas por lo que llevarlas siempre en nuestro camión evita una situación que puede complicarse rápidamente.

Motor, baterías y frío

El frío afecta seriamente al motor y las baterías de un camión y es esencial asegurarse de que esto funciona para un correcto mantenimiento de tu camión en invierno. Por ello, lo mejor que puedes hacer es arrancarlo y dejarlo unos minutos hasta que se caliente el motor antes de ponerte en marcha. No es aconsejable acelerar de golpe ya que los fluidos que protegen la fricción pueden estar aún fríos y sin saberlo, estamos forzando el motor.

El hielo y los neumáticos

En invierno conducirás con viento, lluvia e incluso nieve, pero lo más peligroso es la combinación de todas: el hielo. La adherencia de tus neumáticos puede comprometerse si la superficie por la que circulas se cubre de hielo. Un camión de 6 toneladas a 80km/h deslizando por el hielo es una imagen que no quieres ver y mucho menos, ser tu el conductor.

Los 0 grados marcan el límite en el que el hielo hace su aparición. Pon todos tus sentidos en alerta, reduce la velocidad y deja más distancia de seguridad con los demás. Consejito de mecánico, conductor y persona cabal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cinco =