camiones-hidrogeno
Imagen extraída de la página oficial de Hyundai

Los nuevos sistemas de propulsión por hidrógeno llegan a los vehículos pesados de la mano de grandes marcas como Hyundai. 27 unidades de estos camiones de hidrógeno Hyundai Xcient Fuel Cell se pondrán en servicio en siete empresas alemanas de logística, fabricación y venta al por menor gracias a un sistema de financiación gubernamental.

La puesta en marcha de las alternativas a los sistemas de propulsión fósiles aumenta con pasos rápidos y contundentes. Alemania, el mayor mercado de vehículos comerciales de Europa, ha dado el siguiente paso tras la prueba experimental realizada en Suiza en los últimos dos años. Estos camiones de hidrógeno han dado buenos resultados como alternativa a los transportes de media y larga distancia. Esto también ha impulsado los kits de conversión para camiones, capaces de convertir un camión diésel en uno impulsado por hidrógeno.

Los camiones de hidrógeno llegan al sector del transporte Europeo

Esta tecnología llega al sector del transporte tras la comercialización de dos coches del mismo tipo de propulsión, el Huyndai Nexo y el Toyota Mirai. Ahora le toca el turno al Hyundai Xcient Fuel Cell y está equipado con un sistema de pila de combustible de hidrógeno de 180 kW. El motor eléctrico de 350 kW, con par máximo de 2.237 Nm, permite una conducción dinámica pese a las cargas manejadas en el transporte. Las flotas comerciales exigen una durabilidad y eficiencia del combustible a tener en cuenta y, afortunadamente, este sistema de propulsión por hidrógeno cumple las expectativas planteadas.

camiones-hidrogeno
Imagen extraída de la página oficial de Hyundai

La capacidad de almacenamiento se establece en unos 31 kilos de combustible distribuidos en siete grandes depósitos de hidrógeno. A esto se le suma un grupo de tres baterías de 72 kWh que proporciona una fuente de energía adicional al vehículo en cuestión, algo imprescindible dados los costes de apagarlo y ponerlo en marcha. Estas dificultades se deben a las inercias que provoca producir la electricidad mediante hidrógeno.

La autonomía máxima es de 400 kilómetros por carga y el repostaje de un deposito lleno de hidrógeno tarda entre 8 y 20 minutos dependiendo de la temperatura ambiente. Lanzado en 2020 por Hyundai Motor, el Xcient Fuel Cell es el primer camión pesado eléctrico de hidrógeno producido en serie en el mundo.

Los esfuerzos de reducir la huella de carbono con sistemas de propulsión limpios

Las grandes marcas de automoción como Hyundai están tratando de adaptarse al mercado de los vehículos eléctricos y de resolver las grandes dificultades energéticas actuales. Su intención con este movimiento en el mercado alemán es el de asegurarse un hueco en la expansión de los mercados europeos para los camiones eléctricos y con sistemas de propulsión más respetuosos con el medio ambiente.

camiones-hidrogeno
Imagen extraída de la página oficial de Hyundai

Para Alemania supone un esfuerzo para lograr sus objetivos de neutralidad de carbono planteados en 2021. El Gobierno alemán anunció directrices de financiación para vehículos comerciales alternativos en conjunto con la Comisión Europea. Se han destinado hasta 1.600 millones de euros hasta 2024 para la adquisición de vehículos comerciales ecológicos.

Hyundai ya ha trabajado con esta tecnología de propulsión para camiones de hidrógeno en Suiza, donde ha desplegado 47 unidades de estos vehículos eléctricos. Con el fin de establecer un ecosistema de hidrógeno en Alemania, la empresa conjunta HHMG se encargará de las ventas en el mercado local y del servicio al cliente, así como de la gestión de los instaladores en el mercado.

Más información sobre el nuevo Hyundai Xcient Fuel Cell aquí

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. pharmacy dice:

    Buena información

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 + 1 =